sábado, 14 de mayo de 2011

Cena de Cofradía 2011

El pasado día 6 el restaurante Royal Place acogió la cena de la Asociación del Santísimo Cristo de la Salud en la que, por segundo año consecutivo, se celebró el acto de confraternización nazarena que reconoció la labor de algunos hermanos hospitalarios de las Hermandades y Tronos que la integran. La organización del evento recayó en esta ocasión a cargo del Trono de Nuestro Padre Jesús de las Mercedes.

El Teniente-Comendador, José Isidro Salas, condecoró con la Insignia de Oro de 2011, máxima distinción de nuestra asociación, a los hermanos Alfonso Pacheco Navarro, Alfonso Vicente Pérez Cerdán y José Miguel Noguera.

Elisa Franco, directora del museo de San Juan de Dios, entregó un reconocimiento a José Granero, quien fue nombrado por el Cabildo Superior de Cofradías a propuesta de nuestra asociación Nazareno de Honor de 2011.

Igualmente, Benjamín Martín Mora, coronel jefe de la Quinta Zona de la Guardia Civil de Murcia, dio a Enrique Marhuenda, vocal de material, la distinción a su trabajo dentro de la Junta de Gobierno. A su vez, Martín Mora fue objeto de un reconocimiento que recibió de manos de nuestro Teniente-Comendador.

Dentro de las Hermandades de Nuestro Padre Jesús de las Mercedes, San Juan Evangelista, Virgen del Primer Dolor y del Santísimo Cristo de la Salud, fueron distinguidos, respectivamente, los penitentes Rosa María Morgas Espinosa, Antonia Miñano Navarro, Conchita Iniesta Galván y José Manuel Cazorla.

Además, otros miembros de nuestra asociación honrados con una distinción fueron el andero José Antonio Cánovas, del Trono de Nuestro Padre Jesús de las Mercedes; el también andero Basilio Piñero, de la Virgen del Primer Dolor; el andero Antonio Gil Montesinos, perteneciente al Trono del Cristo de la Salud y el estante José Antonio García, de Nuestra Señora María la Real de Gracia.

Durante toda la noche estuvo muy presente el recuerdo de todos a Manuel Lozano Herrero.

Este hermano hospitalario, fallecido recientemente, fue cabo de andas y fundador del Trono de San Juan Evangelista. Sus sobrinas, Ana e Irene Lozano, recibieron en su nombre y a título póstumo la distinción que le otorgó nuestro Teniente-Comendador.

Durante la entrega de los reconocimientos se realizó un interludio lleno de belleza musical con el que se amenizó la gala, un recital de tres piezas de opera dedicadas a la Virgen María: el ‘Otelo’ y ‘La fuerza del destino’, de Verdi, y ‘Momento secondo’, de Ponseti, interpretado por el Trío Langsamer formado por Dulce Conejero (soprano), Marína Álvarez (violín) y Saúl Martínez (piano).

El acto nazareno se cerró con unas palabras de nuestro Teniente-Comendador, que alabó la figura y la dedicación de los tres destacados receptores de la Insignia de Oro de este año.










Pincha aquí para ver todas las fotos de este acto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario