jueves, 14 de noviembre de 2013

“PASSIO CHRISTI, FULGOR FIDEI” REZO DEL ROSARIO DE LA CORONA DE ESPINAS(SANTA IGLESIA CATEDRAL)

   En comunión con el Santo Padre Francisco I y atendiendo a la exhortación del Pastor de la Diócesis de Cartagena, Monseñor D. José Manuel Lorca Planes, el Cabildo Superior de Cofradías de Murcia se suma a la celebración de la clausura del Annus Fidei mediante la procesión claustral, que estará presidida por el Crucificado bajo la advocación de la Fe, que cada Sábado de Pasión desfila y es venerado en la Parroquial de San Francisco de Asís.

   Bajo la protección de la Cruz de San Damián, ante la que oraba San Francisco, y la mirada piadosa y de profunda meditación de Nuestra Señora del Rosario en sus misterios dolorosos, nos sumaremos a la petición de S. S. Benedicto XVI que proclamó el Año de la Fe y rezaremos el Rosario de la Corona de Espinas a través de la simbología que representa a cada una de nuestras quince cofradías de Semana Santa en un ambiente de unción y comunión fraterna, sin escapularios, ni medallas, sino en la muestra profunda y sincera de ser cristianos comprometidos con nuestra Fe y unidos en la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

   Lo hacen las cofradías, bajo el lema latino "Passio Christi, fulgor Fidei" (La Pasión de Cristo, resplandor de la Fe) recogiendo el espíritu que levantó a las cofradías penitenciales desde los tiempos de la Baja Edad Media; y lo hacen bajo el signo del Sacrificio de Cristo, su Pasión, sintetizándola en la figura de la Corona de Espinas, elemento visual que identifica el martirio de Cristo y la conversión del Crucificado en fundamento para la Fe, para la entrega al prójimo.

   Dada la naturaleza pasionaria de nuestras cofradías, el rezo del "Rosario de la Corona de Espinas" de Nuestro Señor Jesucristo supone, acompañar al Hijo en sus penalidades, reforzar nuestro débil espíritu con sus sufrimientos, acentuar, en definitiva, nuestra Fe en que el padecimiento conduce a la Salvación. Por ello, junto a la imagen del Santísimo Cristo de la Fe acude su Madre del Rosario, corredentora y refugio de los cristianos; aquella que, en su profunda aflicción tras la muerte de su Hijo, permaneció en el Cenáculo esperando, como ejemplo fundamental de Fe, la Resurrección de Nuestro Señor.

   Los cofrades pretendemos a través de este acto reforzar su comunión con la Iglesia diocesana manifestando a través de diferentes símbolos su papel como parte integrante del cuerpo místico de la misma; por ello, la Procesión Claustral  se compondrá de elementos significativos de todas ellas que configurarán un solo cortejo en el seno de la Sede Catedralicia de la Iglesia de Cartagena. Es decir, cada una aportará su parte, su esencia, dentro de un mismo organismo ritual que vive en la Fe, la esperanza de la Vida Eterna.

   El cortejo de la Procesión Claustral está pensado, además, para enfatizar el vínculo de las cofradías murcianas con la Fe de una forma simbólica; por ello se incluye la figura de la Mujer Samaritana a quien el Padre Pajarilla atribuyó en el siglo XVIII el origen de la cristianización en la Diócesis de Cartagena. La misma se representa por medio de una niña/as ataviada de este modo como aún figuran dentro de la procesión de Cristo Resucitado; se trata, además, de imágenes prefiguradoras de la Fe que aparece representada en las procesiones murcianas en multitud de poblaciones y, lógicamente también en la capital.

   También pretende hacerse eco esta procesión con la Fe vivida hasta el extremo por nuestros antecesores cercanos, particularmente ejemplarizado en aquellos que nunca renegaron de ella pagando con su vida; nos referimos a la figura de los Mártires del siglo XX, particularmente los de nuestra tierra, muchos de los cuales vivieron intensamente las tradiciones religiosas de las cofradías. Tal es el caso del Párroco de San Bartolomé, el recién proclamado Beato Pedro Sánchez Barba, Consiliario de las cofradías del Santo Sepulcro y de Servitas de María Santísima de las Angustias. Ello se representa dentro del cortejo como ejemplo de Fe para los cofrades, reflejado a través de una palma del martirio portada por el Consiliario del Cabildo Superior de Cofradías.

   Finalmente, la participación dentro de la Procesión Claustral de la reliquia de la Santa Cruz perteneciente a la Archicofradía de la Preciosísima Sangre refleja que la Cruz es el camino para la Salvación. Esta reliquia cuya presencia en Murcia es motivo de fervor y privilegio de los cofrades, ejemplifica lo que debe ser la entrega fraterna, dándose la coincidencia de celebrar ahora su LX Aniversario entre los cofrades murcianos.

SALIDAS PREVIAS DE LOS TEMPLOS:

Iglesia de San Francisco de Asís (Sede Cofradía de la Fe): 9:45 horas

Cortejo compuesto por: Cruz de San Damián  y ciriales, acompañantes y estantes reservas alumbrando, Pendón de la Cofradía, Cuarteto de Cámara, Paso del Santísimo Cristo de la Fe. Llegada a la Santa Iglesia Catedral - 11,00 horas

Iglesia de Santa Catalina (Sede Cofradía de la Caridad): 10,00 horas

Cortejo compuesto por: Pendón cofradía y tenebrarios,  Coral Benedictus y Nuestra Señora del Rosario en sus misterios dolorosos en sus andas menores. Llegada a la Santa Iglesia Catedral – 10:40 horas

AL LLEGAR AMBAS IMÁGENES A LA PUERTA DE LAS CADENAS DE LA PLAZA DE LA CRUZ, LA CORAL "BENEDICTUS", INTERPRETARA UN MOTETE A CADA UNA DE LAS IMÁGENES.



En la procesión claustral podremos observar simbología pertenecientes a las quince cofradías, y a lo largo de todo el recorrido claustral observaremos Cruces Guía en donde se leerán los Misterios, y pertenecen a las Cofradías de la Fe, El Sepulcro, La Sangre, El Refugio, Yacente y Servitas. Asimismo, abrirá cortejo la Cruz de Carey de la Cofradía de Jesús, 2 de los Faroles con atributos de la Pasión de la Cofradía del Perdón, cirios de alumbrantes de la cofradía del Amparo, Almohadón del Paso de María Magdalena de la Cofradía de la Esperanza, en donde se depositará Corona de Espinas de la Hermandad del Rescate, Dalmáticas de la Cofradía de la Salud, niñas del Resucitado simbolizando la llegada de la fe a nuestra diócesis, con monaguillos de la cofradía de la Misericordia, faroles de plata de los Servitas, Lignum Crucis con motivo de su 60 aniversario y Palio de Respeto de los Coloraos, y por supuesto, el Sagrado Titular de la Cofradía de la Fe, y la más reciente incorporación a la Semana Santa murciana de la imagen del Rosario de Santa Catalina, en meditación de sus misterios dolorosos, sin duda hoy más que nunca, es válida la máxima…. A la fe .. por María.



ROSARIO DE LA CORONA DE ESPINAS

"La corona de espinas es una diadema de Amor".

Se compone de siete misterios y tras su lectura, la Coral interpretara un motete y el cortejo ira avanzando hasta la siguiente Cruz de Guía cofrade situada en el recorrido de la Claustral.




LECTORES PROPUESTOS PARA LOS SIETE MISTERIOS:

1º: PREGONERO SEMANA SANTA 2013

2º: NAZARENO DEL AÑO 2013

3º: DELEGADO EPISCOPAL DE HERMANDADES Y COFRADIAS

4º: PRESIDENTE DE HONOR DEL CABILDO SUPERIOR DE COFRADIAS

5º: PREGONERO DE LA SEMANA SANTA 2014

6º: SUPERIOR DE LA ORDEN CAPUCHINA DE MURCIA

7º: CONSILIARIO DE CABILDO DE COFRADÍAS DE MURCIA



                             SANTA MISA Y PROCESIÓN DE REGRESO

A las 12 horas, el Sr. Obispo de la Diócesis oficiará la Santa Misa, y a su término tendrá lugar la procesión de regreso de ambas imágenes hasta sus respectivos templos, desfilando el cortejo de forma conjunta hasta el Arco de Santo Domingo en donde la Virgen del Rosario de Santa Catalina marchara hacia Romea, Jabonerías y Platería, y el Cristo de la Fe con el resto del cortejo y representaciones, continuara por Alfonso X y Plaza Circular hasta San Francisco de Asís.


No hay comentarios:

Publicar un comentario